TEATRO CAROLINA CORONADO


Panorámica Horizontal 1

“El majestuoso Teatro Carolina Coronado de Almendralejo debe su nombre a la poetisa romántica, nacida en esta misma localidad en 1823. Fué construido en el año 1916, y de estos primeros años del siglo XX conserva tanto su fachada (hoy reformada), como los frescos de Adelardo Covarsí en las bóvedas interiores. En el año 2003 el interior del precioso Teatro recuperó su aspecto original, ya que en los años setenta, se adaptó exclusivamente como sala de cine. Ahora se puede volver a disfrutar nuevamente de un maravilloso Teatro en su más puro estado, con sus palcos, proscenio y platea tal y como fuén inagurado hace más de noventa años”


ORÍGENES
DEL TEATRO CAROLINA CORONADO

El magnífico Teatro Carolina Coronado de Almendralejo debe su nombre a la famosa poetisa romántica nacida en la misma ciudad y fue construido en el año 1916, cinco años después del fallecimiento de la escritora.



EL TEATRO

El Teatro Carolina Coronado es una obra de la que se conservan los planos originales, realizados por el arquitecto portugués A. Coffino, del que se tienen muy pocos datos, salvo que se anunciaba como arquitecto y constructor civil, especialista en cemento armado y que tenía su estudio en la Rúa dos Retroceiros número 35 de Lisboa.

Debido a la nacionalidad portuguesa de A. Coffino, la validez del proyecto que presentó ante las autoridades competentes D. Pedro González Torres (promotor del Teatro Carolina Coronado) fue cuestionada, y probablemente este mismo proyecto se validara después de ser modificado en aspectos como el del aforo por el arquitecto provincial Ventura Vaca, miembro de una saga de arquitectos que trabajan durante los siglos XIX y XX en Badajoz y el cual había trabajado con anterioridad en Almendralejo.

Salón Cine

La estructura de edificio, sigue la concepción de “teatro a la Italiana”, utilizada en todas partes a lo largo del siglo XIX. La voluntad del promotor del Teatro Carolina Coronado estaba en consonancia con el espíritu de creación de grandes espacios escénicos. Este teatro se concibió como una gran sala de unas dimensiones majestuosas, la altura entre el techo y el patio de butacas excedía de los 15 metros. Sobre ese espacio vertical se situaban las plateas, sustentadas por columnas de hierro fundido y los dos anfiteatros.

En su interior se albergan las pinturas de 1916 que el pintor costumbrista Abelardo Covarsí creó para decorar el Teatro Carolina Coronado y que hoy en día son un valor añadido al propio edificio. El trabajo realizado por Adelardo Covarsí se centró en la decoración del Vestíbulo, el Salón Noble y en la Sala trabajó en el techo, la boca del escenario y muros, aunque no está del todo claro que interviniese directamente en la decoración de los paramentos verticales de la Sala, que están decorados con pigmentos sobre una base de yeso. Covarsí recurre a la mitología como fuente de inspiración abandonando los temas regionalistas.



TRANSFORMACIÓN EN SALA DE CINE

FachadaEn 1971 el Teatro Carolina Coronado sufre una transformación negativa por medio de la cual se acondiciona el edificio exclusivamente para sala de cine. Sobre las razones por las que se lleva a cabo estas reformas existen unos cuadernos publicados por a Dirección General de Arquitectura y Edificación (MOPU), sobre “Proyectos de Recuperación de Teatros”, que hacen alusión a las dificultades económicas que siempre planteaba, de ahí el desarrollo posterior de la sala de cine que tiene como consecuencia una profunda crisis en la actividad teatral. En el caso del Teatro Carolina Coronado la reforma supone una profunda transformación para adaptarse a este fín.

La reforma es realizada por el arquitecto J. Mancera Martínez y en dicha reconversión se suprimieron los palcos, se rebajó el techo, colocando un cielo raso de escayola a unos ocho metros de altura, con lo que quedaron cubiertas las pinturas con las que el pintor Adelardo Covarsí decoró en su momento la sala y, en definitiva, se vulgarizó unos de los auditorios más significativos de Extremadura.
Hay que indicar que en su siguiente época se recuperarán muchos de esos frescos, los cuales se lucen orgullosamente hoy en día en cada uno de los espectáculos.



REAPERTURA DEL TEATRO

En el año 2003 se reconstruyó el interior del Teatro recuperando su aspecto original pudiendo disfrutar de nuevo de un majestuoso Teatro a la Italiana de principios de siglo XX con un fabuloso aspecto gracias a sus con sus palcos, proscenio y platea tal y como fue inaugurado hace más de noventa años. Más concretamente se recuperaron los palcos que tenía en sus inicios, allá por el año 1916, se ha adecuado la cubierta, se introdujeron mejoras en el alumbrado, está climatizado tanto para el invierno como el verano, se reformaron los camerinos y se adecentaron las paredes laterales, entre otras mejoras, y además, se intentó reproducir las butacas que había en el auditorio cuando abrió este teatro por primera vez con la excepción de que el respaldo y los asientos, en vez de ser de hierro forjado, son de madera, de unos materiales más cómodos y actuales.